Renfe ha detectado una «anomalía» en el tren Alvia que se ha puesto en servicio esta semana en Extremadura, y que provoca que reduzca la velocidad en algunos tramos con pendiente, por lo que está trabajando con el fabricante para solucionar este problema.