El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sugerido este miércoles que España cuenta en la actualidad con la oportunidad de convertirse en un ‘hub’ de gas natural licuado y ser alternativa al gas ruso para varios países de la Unión Europea.