La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha comprado a Corporación Financiera Alba, el ‘holding’ de la familia March, el 3,2% que aún poseía en Indra, lo que permitirá a la entidad pública superar el 23% necesario para nombrar un tercer consejero.