El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha calificado de «sumamente negativa y muy preocupante» la subida del IPC en julio hasta el 10,8%, lo que les llevará a reforzar «la estrategia de disputa de los salarios a través de la negociación colectiva».