El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) acordó en su reunión de política monetaria del 8 y 9 de junio anunciar una subida en julio de 25 puntos básicos de los tipos de interés, aunque en las discusiones previas al consenso finalmente alcanzado varios miembros se mostraron a favor de evitar un compromiso previo y dejar abierta así la puerta a una subida de mayor intensidad.