La economía de China ha vuelvo a ofrecer en noviembre síntomas de debilidad como consecuencia de los rebrotes de Covid-19 y del impacto del contexto económico mundial, como refleja el deterioro de los índices de gestores de compra (PMI) tanto del sector servicios como de la industria, que han retrocedido hasta su nivel más bajo desde abril.

Generated by Feedzy