El Consejo de Política del Banco de Japón (BoJ) ha decidido este martes mantener su postura monetaria ultralaxa, con el tipo de interés de referencia en el -0,1%, aunque ha anunciado que aumentará la flexibilidad en el control de la curva de rendimientos de los bonos, al mismo tiempo que ha elevado hasta el 2,8% su pronóstico de inflación para 2023, frente al 2,5% anticipado el pasado mes de julio.

Generated by Feedzy