La demanda mundial de petróleo, carbón y gas natural alcanzará su punto más alto antes del final de la década actual, según las nuevas previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que considera «imparable» la transición hacia la energía limpia, aunque subraya la necesidad de aumentar la inversión en esta clase de fuentes de energía.

Generated by Feedzy