Un fallo informático registrado este miércoles en la red de Volkswagen en su sede mundial de Wolfsburgo, al norte de Alemania, paralizó durante varias horas la producción de sus vehículos en el país, aunque, según el diario alemán ‘Handelsblatt’, el problema también afectó a otras plantas del grupo fuera de Alemania.

Generated by Feedzy